• Acceso para distribuidores
  • Felina_Logo_black

    Especialista

    en lencería

    desde 1885

    Hoy

    Felina ha evolucionado durante los últimos 133 años pasando de ser una pequeña manufactura de corsés a ser una empresa delencería con un ámbito de operaciones a nivel mundial – en más de 50 países. En toda Europa tiene empresas propias de distribución. En el centro de diseño, situado en la localidad alemana de Mannheim, se crean colecciones de lencería para mujeres de todo el mundo. En 2015 FELINA International AG ha sido absorbida por el Grupo Palero. En colaboración con los nuevos propietarios se sigue desarrollando los puntos fuertes de FELINA y consolidando su trayectoria de éxito: con los mejores materiales, una confección de alta calidad y un ajuste perfecto que garantizan la ya legendaria sensación de confort de las prendas de Felina. La gama incluye actualmente lencería lisa de uso diario, lencería sensual con encajes y bordados y prendas moldeadoras funcionales. Desde junio de 2017, Felina International forma parte de European Lingerie Group ELG, uno de los productores más importantes de tejidos y encajes para íntimo bajo la marca LAUMA. Nuestras marcas FELINA y CONTURELLE están disponibles en todo el mundo.

    2000s

    FELINA goes international – FELINA se vuelve internacional gracias a expansión de las actividades en América del Norte, Escandinavia, los Emiratos Árabes Unidos y Rusia. La confección en centros de producción propios situados Hungría garantiza los altos estándares de calidad y demuestra la responsabilidad social de la empresa frente a sus empleados. A nivel mundial, la familia internacional FELINA está formada por unos 6.500 vendedores y 1.000 empleados, de los que 130 trabajan en Mannheim.

    90s

    Durante la década de los 90 los bodys y la lencería pasan progresivamente a considerarse artículos de moda, sin duda por la influencia de las tendencias de aquellos años caracterizadas por los cortes ajustados y los escotes pronunciados. Pero también destaca otra tendencia: cada vez hay más mujeres con pecho grande que están orgullosas de sus curvas y de lucir un bello escote. Además de valorar el diseño –tanto en los modelos deportivos como en las prendas más sofisticadas–, las clientas conceden cada vez más importancia a la comodidad de los sujetadores. Y precisamente este es el punto fuerte de FELINA.

    80s

    En 1981 una empresa de inversores suiza compra FELINA y funda la sociedad FELINA INTERNATIONAL AG en Wettingen, en las cercanías de Zúrich. FELINA GmbH es una filial al 100% de esta sociedad. La producción se lleva a cabo en nuestros centros propios de producción situados en Hungría y Polonia.

    70s

    FELINA invierte en amor y romanticismo. Inspirándose en el gran éxito de la película “Love Story”, FELINA diseña el sujetador Lovestory ofreciéndolo con un colgante exclusivo para regalo. Hoy en día, la película sigue siendo una de las más rentables de todos los tiempos – y las prendas de FELINA siguen siendo tan delicadas y seductoras como entonces.

    60s

    A principios de los años 60 la industria de la lencería de la Alemania occidental vive un auge sensacional. En el sector trabajan 25.000 personas y, de éstas, 2.000 para FELINA. La maravillosa fibra Lycra, los primeros leotardos y la minifalda pasan a ocupar su lugar en la moda del que nunca desaparecerán. FELINA pone rumbo a la expansión. La empresa celebra su 75° aniversario y ofrece a sus clientes más de 250 modelos.

    50s

    La era del milagro económico. FELINA también participa del optimismo y del fuerte desarrollo de la postguerra. Y no solo en Alemania: el atractivo de FELINA crece en todo el mundo. A finales de los años 50 la empresa ya exporta a más de 50 países.

    30s & 40s

    El empresario Richard Greiling adquiere la empresa de sus fundadores, la familia judía Herbst, forzada a abandonar el país en 1936 debido a la persecución nazi. La empresa supera económicamente los años de la guerra y la reforma monetaria, aunque a finales de la guerra las bombas destruyen los centros de producción.

    20s

    La década de los años 20 también es la época dorada de FELINA. A finales de la década, la empresa ya tiene 660 empleados y su lencería goza de enorme popularidad.

    1917

    Los productos siguen siendo un éxito comercial. Este año la empresa de Mannheim recibe por fin su actual denominación FELINA, haciendo alusión a la naturaleza del gato.

    1890s

    Después de 5 años, la demanda de sus productos –no solo innovadores sino también muy estéticos– es tan grande que la empresa se ve obligada a ampliarse. Las oficinas se trasladan a Mannheim, donde hoy en día sigue encontrándose la sede social.

    1885

    Eugen J. Herbst sienta la primera piedra de la historia de la empresa y funda en Bad Rappenau una fábrica de corsés con unos 10 empleados – una revolución en Alemania, puesto que por aquel entonces los corsés se importaban de Francia.